Arquidiócesis

La Virgen de Suyapa en “El Paraíso de Oriente”

El padre Felipe Jiménez entregando las imágenes a padre Abel Triminio.
El padre Felipe Jiménez entregando las imágenes a padre Abel Triminio.

Casi un mes ha pasado desde que Santa María de Suyapa y San Miguel Arcángel comenzaron a peregrinar por la Arquidiócesis. En estos días, visitaron la Vicaría de El Paraíso.
Texto y fotos: Roger Padilla
pad_roger@hotmail.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Feligreses de la ciudad de El Paraíso se encontraban llenos de ansiedad, esto desde el día en que se les comunicó que por tercera ocasión contarían con la solemne visita de la madre del cielo, La Virgen de Suyapa; acompañada y resguardada por San Miguel Arcángel, patrón de la Arquidiócesis de Tegucigalpa.
Desde ese momento todos alistaban sus mejores porras, pancartas, los cohetes de vara y,  sobre todo,  sus oraciones para pedirle a nuestra Morenita la intercesión ante nuestro padre celestial.
El día llegó y la emoción no se pudo ocultar en los fieles de este hermoso rinconcito de oriente. todos los vecinos se movilizaron hasta el punto donde se realizaría el recibimiento de estos dos grandes personajes de nuestra amada Iglesia  y sobre todos de nuestro país.
Al estar todos reunidos en ese lugar, como era de esperar, uno de los fieles rompió con el silencio y la ansiedad gritando “haya vienen”, los demás al ver la caravana no pudieron sostener su emoción y comenzaron a caminar a su encuentro. En ese momento los rostros de los hermanos ahí citados, muchos con lágrimas, sólo reflejaban el amor y devoción que sienten por nuestra madre del cielo y el guardián de todos. El padre German era el encargado de encomendar las imágenes peregrinas a los paraiseños.
A partir de ahí, comenzando en la Carretera Panamericana, comenzó una caminata de al menos cuatro kilómetros hasta llegar al templo parroquial. La caminata se realizó acompañados de un fuerte, radiante y hermoso sol, el cual servía de energías para los cientos de peregrinos que querían sentir de cerca el amor de nuestra madre y la protección de San Miguel Arcángel, acompañado por la quema de pólvora que anunciaban a toda la ciudad que la fiesta religiosa había comenzado.
Durante esta peregrinación se contó con la participación de diferentes instituciones públicas y privadas, quienes participaron con sus bandas marciales, cuadro de cadetes y con pancartas alegóricas al momento, esto para darle más realce al momento y demostrar que nuestra fe sigue viva.
Al llegar al templo, como ya es costumbre en esta ciudad, este vestía sus mejores galas, los arreglos florales despedían un agradable olor que les daban la bienvenida a estos dos invitados de gala. Durante todo el  día se realizaron dos solemnes Eucaristías, presididas por el Párroco Abel Triminio quien difícilmente podía ocultar su emoción, las cuales se vieron abarrotadas por los cristianos que no podían esconder su alegría, también se realizaron presentaciones artísticas en acción de gracias a la Morenita de todos. Los momentos más hermosos vividos fue cuando cada uno de los presentes, siendo de la ciudad y de las aldeas del municipio, lograban acercarse hasta nuestra madre del cielo, con el objetivo de contemplarla, tocarla, tomarse fotografías y sobre todo agradecerles por los favores recibidos. Así se extendió la celebración hasta llegar la media noche donde todos unidos a una sola voz le dedicaron las mañanitas a la Virgencita y a San Miguel Arcángel, momento acompañado con quema de pólvora y con repique de campanas, escuchándose en toda la ciudad y acobijando el cielo de bendiciones.

UNA VISITA HISTÓRICA
Llegado el día siguientes, la peregrinación no se detuvo, pues a tempanas horas el Padre Abel acompañado de muchos hermanos, se dispusieron a emprender el viaje hacia el municipio de Alauca, donde todos llenos de conmoción esperaban por primera vez la visita de Santa María de Suyapa y San Miguel Arcángel. En este lugar se ofició una Solemne Eucaristía, la cual se vio acompañada por los vecinos y por autoridades municipales, al culminar la misa, en el atrio del templo, se realizaron presentaciones culturales a cargo de las instituciones locales, siempre en acción de gracias por los favores recibidos. Una vecina, ya de  avanzada de edad, quien con lágrimas en el rostro nos comentaba que era la primera vez que se contaba con tan hermosa y exaltada visita, lo cual era señal de las bendiciones que traería a esta comunidad.
Posteriormente la caravana de peregrinos emprendieron el recorrido hasta la ciudad de Danlí, lugar donde se haría el traspaso al padre German, Párroco del Sagrado Corazón de Jesús. Los hermanos que hasta ese momento acompañaban a las imágenes sinodales no se querían alejar, pero con profunda fe, sostuvieron que pronto esperarían contar con otra visita de nuestra Virgencita de Suyapa y de San Miguel Arcángel.

A %d blogueros les gusta esto: