Movilidad Humana

Continúan los abusos de mujeres migrantes centroamericanas

El riesgo que sufren las mujeres en la ruta migratoria es cada vez más grande.
El riesgo que sufren las mujeres en la ruta migratoria es cada vez más grande.

Cada año entran a México unas 45 mil mujeres centroamericanas sin documentos migratorios, de ellas el 70% sufre algún tipo de abuso sexual, según denuncian organizaciones no gubernamentales.
Cada año cientos de mujeres centroamericanas toman la decisión de viajar ilegalmente a Estados Unidos con la esperanza de encontrar un mejor futuro, pero antes de entrar a México reciben el consejo de suministrarse un anticonceptivo de larga duración, poniendo en riesgo su salud.
Cada año entran a México unas 45 mil mujeres centroamericanas sin documentos migratorios de ellas, el 70%  sufre  algún tipo de abuso sexual en su recorrido por llegar ilegalmente a Estados Unidos, según denuncian organizaciones como Amnistía Internacional (AI).
Sin embargo, la cifra no coincide con la percepción del gobierno mexicano. Según el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, en el 2015 el número de agresiones a migrantes se redujo “significativamente”, sin dar datos.

INJUSTICIA
Se menciona que a veces son los mismos “coyotes” los que aconsejan a las mujeres tomar el medicamente, quienes también les advierten de los abusos sexuales a los que pueden ser sometidas. “Hemos visto muchos testimonios de mujeres migrantes que deciden ellas mismas pagar con su cuerpo a cambio de un anticonceptivo, según declaraciones de Perseo Quiroz, director del instituto pro ayuda a la mujer Al México.
Los “coyotes”, pandilleros y vecinos de las rancherías por donde cruzan las centroamericanas también cometen abusos, según las denuncias.Los ataques ocurren en prácticamente todo el país, aunque organizaciones civiles y autoridades han identificado algunos puntos especialmente peligrosos.Uno de estos es el corredor entre el departamento de Huehuetenango, en Guatemala, y Comitán, Chiapas, en México. En esta zona los abusos, robos, extorsiones y secuestros son cotidianos.
Fuente: BBC Mundo

A %d blogueros les gusta esto: