Arquidiócesis Iglesia

Sínodo no cambiará doctrina de la Iglesia

p9sinodo
“El hecho de que hayan personas que vivan en una situación irregular en el matrimonio y la familia, no quiere decir que estén excomulgados, son hijos e hijas de la Iglesia y se les tiene que hacer ver, saber y difundir  que en nuestra Iglesia no están excomulgados”
Texto y fotos / Eddy Romero / emromero@unicah.edu
Con motivo del Sínodo Ordinario de los Obispos sobre la Familia, Fides entrevistó a Monseñor Juan José Pineda, Obispo Auxiliar de Tegucigalpa, quien resaltó que hay que trabajar con las personas que no se acercan a la Iglesia por sentirse excomulgadas, debido a una situación irregular en su matrimonio o familia.
Para el prelado hondureño este sínodo es“una  de las asambleas más representativas que ordinariamente celebra la Iglesia, lo cual es un signo y gesto espléndido, estupendo, extraordinario, cualquier cosa sería poco, de comunión de la Iglesia Universal con el Santo Padre”.
“Está tratándose un tema que es sumamente importante para el mundo actual y también para nuestra Iglesia hondureña que es ni más ni menos el tema de la familia, que ya no solamente tiene que ser entendida como familia nuclear o como familia desintegrada, hoy en día tenemos que hablar de familia mártir, sufrida, cuarteada.  En algunos casos de familia amenazada”.
“Tenemos que hablar lastimosamente en algunos lugares de familia inexistente y por lo tanto tratar ese tema, no solamente es porque sea importante sino que es urgente para el mundo actual, que este tema de la unión de un hombre y una mujer, de la realización, de la procreación, de la misión en este mundo es algo urgentísimo”.

NO SECAMBIARÁ LA DOCTRINA
Según Pineda un sínodo nunca por su naturaleza pastoral y jurídica, puede cambiar la doctrina de la Iglesia, no lo podemos hacer porque sería desvirtuar lo que hemos recibido y aprendido de nuestro señor Jesucristo, nosotros estamos llamados a guardar el depósito de nuestra fe, a difundir la fe por el mundo entero, pero no a cambiarla.
Ante tanta información en algunos medios de comunicación respecto a esta temática el obispo hondureño aclara que “podremos acomodar algunas situaciones de la misión y de la pastoral de la Iglesia al mundo actual, pero esto no significa necesariamente cambiar la doctrina. Un sínodo no tiene la capacidad jurídica, ni siquiera la capacidad pastoral de cambiar la doctrina de la Iglesia.  Eso solamente lo puede hacer nuestro Señor Jesucristo. Quien podría hacer algún tipo de interpretación en torno a la doctrina de la Iglesia, sería el Concilio Ecuménico, que si puede tomar algunas decisiones de  declaraciones doctrinales, pero no de cambio de la doctrina”.

NO ESTÁN EXCOMULGADOS
Uno de los temas que causa más revuelo y que es motivo de discusión es el concepto que las personas que no viven en matrimonio están excomulgadas, ante esto Pineda dijo que “el sínodo tendría que reflexionar en torno a las respuestas pastorales y misioneras que nosotros le tenemos que dar a estas situaciones que se mencionan (Nulidad, Comunión de los divorciados, excomunión etc)”.
“Una de las cosas que a lo mejor el sínodo tendría que recalcar es el hecho de que muchas personas creen que haberse divorciado y casado de nuevo u otras situaciones irregulares respecto del matrimonio y la familia, les hacen a un lado respecto de la Iglesia, de la misión de la Iglesia y de su fe, No. El hecho de que haya una situación irregular, no quiere decir que estén excomulgados, no, son hijos e hijas de la Iglesia. Lo que pasa es que la Iglesia urgentemente tiene que decirles que son hermanos nuestros, a donde les necesitamos”.

PROPUESTAS DE LA IGLESIA HONDUREÑA
Todos los sínodos tienen una preparación previa, son consultadas no solamente las diócesis, sino que son consultadas muchísimas organizaciones ypersonas, para preparar el “Intrumentus Laboris”.
“La Arquidiócesis de Tegucigalpa, después de haber consultado a muchísimas personas y a todas las parroquias  y a muchísimos sacerdotes hizo una síntesis de las preguntas que nos fueron enviadas por la Santa Sede. Pero las respuestas y el aporte no fue de la Arquidiócesis, sino que de la Iglesia hondureña porque la Conferencia Episcopal de Honduras elabora una síntesis de lo que han sugerido las nueve diócesis y allí va toda eso de lo que han sugerido las miles de diócesis del mundo entero”.
Monseñor Juan José  dijo que  como Conferencia de lo que sugirieron “eran mayoritariamente de carácter pastoral, no hubo ninguna sugerencia que fuera de carácter doctrinal y una buena parte de las sugerencias iban en la línea de la comunión, de hacer ver, saber y difundir en nuestra Iglesia que no están excomulgados los que viven en una situación irregular, que es un concepto que erróneamente manejan algunos medios de comunicación”.

A %d blogueros les gusta esto: