Visita del Papa Francisco a Cuba y Estados Unidos

El Papa “hijo de inmigrantes” defiende en la Casa Blanca libertad religiosa y matrimonio

FranciscoObama2

WASHINGTON D.C., 23 Sep. 2015 (ACI/EWTN Noticias).- En su primer discurso en Estados Unidos, el Papa Francisco defendió el derecho de la libertad religiosa como especial preocupación de los católicos en el país y aseguró que irá al Encuentro Mundial de las Familias a apoyar la institución del matrimonio y la familia en “este momento crítico de la historia”.

La ceremonia, que fue seguida por unas 10 mil personas dentro del South Lawn de la Casa Blanca y por otras miles más en las afueras, tuvo una duración de unos 45 minutos.

Luego de escuchar las palabras de bienvenida del Presidente Barack Obama, el Papa Francisco agradeció la acogida y afirmó que “como hijo de una familia de inmigrantes, me alegra estar en este país, que ha sido construido en gran parte por tales familias”.

El Papa dijo que espera “escuchar y compartir muchas de las esperanzas y sueños del pueblo norteamericano”, al tiempo que detalló sus expectativas para los principales actos de su programa.

Sobre su visita al Congreso dijo que espera “como un hermano de este país, transmitir palabras de aliento a los encargados de dirigir el futuro político de la Nación en fidelidad a sus principios fundacionales”.

Asimismo, aseguró que irá a Filadelfia “con ocasión del Octavo Encuentro Mundial de las Familias, para celebrar y apoyar a la institución del matrimonio y de la familia en este momento crítico de la historia de nuestra civilización”.

El Papa dijo que “los católicos estadounidenses, junto con sus conciudadanos, están comprometidos con la construcción de una sociedad verdaderamente tolerante e incluyente, en la que se salvaguarden los derechos de las personas y las comunidades, y se rechace toda forma de discriminación injusta”.

Explicó que a los católicos les preocupa “que los esfuerzos por construir una sociedad justa y sabiamente ordenada respeten sus más profundas inquietudes y su derecho a la libertad religiosa. Libertad, que sigue siendo una de las riquezas más preciadas de este País”.

“Todos estamos llamados a estar vigilantes, como buenos ciudadanos, para preservar y defender esa libertad de todo lo que pudiera ponerla en peligro o comprometerla”, dijo el Papa.

El Pontífice también se refirió a la importancia del cuidado de la creación, de la “casa común”, tema de su última encíclica Laudato Sí’, resaltando además la importancia de cuidar de los más frágiles.

“Nuestra casa común ha formado parte de este grupo de excluidos, que clama al cielo y afecta fuertemente a nuestros hogares, nuestras ciudades y nuestras sociedades. Usando una frase significativa del reverendo Martin Luther King, podríamos decir que hemos incumplido un pagaré y ahora es el momento de saldarlo”.

El Pontífice pidió a “hombres y mujeres de buena voluntad de esta gran Nación” apoyar “las iniciativas de la comunidad internacional para proteger a los más vulnerables de nuestro mundo”.

“Señor Presidente, una vez más, le agradezco su acogida, y tengo puestas grandes esperanzas en estos días en su País. ¡Que Dios bendiga a América!”, concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: