Actualidad

Las marchas han despertado la conciencia nacional contra la corrupción

DSC_6754Texto Redacción Central

Monseñor Rómulo Emiliani, Obispo Auxiliar de San Pedro Sula y quien preside el cuerpo de facilitadores y mediadores electo por la Conferencia Episcopal de Honduras, ante la convocatoria del diálogo nacional, le dio un fuerte respaldo a las marchas de las antorchas al mismo tiempo que solicitó un diálogo franco para encontrarle soluciones verificables a los grandes problemas nacionales.

Monseñor también dejó entrever que se apoyaría la presencia de la Corte Internacional Contra la Impunidad, “siempre que sea aprobada por lo estemos en el diálogo”.

Dejó claramente establecido que la Iglesia participará en el diálogo a petición del Presidente Juan Orlando Hernández, quien se los solicitó la semana anterior cuando pidió ser recibido por los obispos del país que celebraban en esta capital su Segunda Asamblea Anual Ordinaria.

El obispo habló en exclusiva a los medios de comunicación de la Iglesia y Fides Diario Digital transmite íntegras sus declaraciones.

 DSC_6753

Aprovechar las oportunidades

Tenemos que aprovechar todas las oportunidades para levantar a Honduras y evitar conflictos que podrían terminaren violencia.

Las marchas, benditas marchas, creo que nacen de esas entrañas buenas de este pueblo hondureño. Las marchas son una bendición porque son como una toma de conciencia que nos hacen a todos pensar que las cosas no están marchando bien.

Las marchas nos despiertan más la conciencia de que las cosas deben cambiar, aprovechando las marchas de las antorchas, aprovechando el diálogo que quiere el presidente de la Republica sentémonos todos a escuchar, a escucharnos, a entendernos a comprendernos y a buscar soluciones medibles.

Por eso un diálogo para que sea auténtico, tiene que ser respetuoso, tolerante y siempre sin agendas ocultas, buscando el bien de Honduras y llegando a acuerdos que se puedan medir. Eso es   fundamental

Se ha visto un acercamiento por parte del Ejecutivo y la Conferencia Episcopal, para la participación y el diálogo, ¿cómo ha sido este encuentro con el presidente?

El presidente pidió una audiencia a la Conferencia de Obispos y él vino aquí con los ministros de Seguridad, de la Presidencia, Defensa y otras personas.

El encuentro fue muy positivo, él habló de la importancia del diálogo y, por supuesto, coincidimos, y nos pidió el apoyo y como no vamos nosotros a promover un diálogo si es parte de nuestra labor en las familias en las comunidades, en los matrimonios, donde hay conflictos debemos promover el diálogo.

Es clave el diálogo, vamos a apoyar el diálogo siempre con independencia y autonomía del gobierno. El gobierno nos pide ayudar ayudaremos y fue el presidente que nos pidió eso, aquí en la sede de la Conferencia Episcopal.

obispoEmilianiPOSIBILIDADES DE LA CICI

Al ser interrogado sobre las misiones exploratorias que han hecho la ONU y la OEA sobre el diálogo y cómo ve la Iglesia esa situación contestó:

Qué bueno que nos ayuden otras personas como la OEA y La ONU, siempre que respeten nuestra soberanía y por eso vemos bien que venga un organismo llamado CICI o cualquier otro organismo,

Que vengan a ayudarnos a promover la justicia, la paz, la solidaridad y está muy bien que temas fundamentales como la corrupción, impunidad, violencia, pobreza extrema. Hay que discutir sobre ellos y buscar soluciones, pero rápidas.

Estamos en emergencia nacional.

Ante el riesgo de una politización de las marchas, monseñor Emiliani expresó que eso no se debe permitir y acotó:

En el tema de las marchas no pueden permitir que se contamine, no pueden permitir que los partidos políticos entren como protagonistas de las marchas.

Las marchas tienen que mantenerse puras como un manantial que nace del fondo de la tierra y mantenerse puro y impio, no pueden contaminarse con otros intereses. Los partidos políticos tienen su dinámica y su forma de actuar, que está muy bien.

Pienso que es fundamental, por supuesto, la existencia de partidos políticos y su dinámica de trabajo, pero estas marchas son otra cosa, es un pueblo indignado que quiere nada más hacer tomar conciencia que ya estamos hartos de corrupción.

Esas marchas deben mantenerse distanciadas de los particos políticos para que sean efectivos sus reclamos y creíbles, porque si no se dañaría todo.

DELEGACION ECLESIAL

La Conferencia de Obispos de Honduras hizo votación;  me eligen a mi como mediador o facilitador del diálogo, al padre Tony Salinas, que es una buena persona, y al ingeniero Luis Gómez, como los tres que la Iglesia ofrece para promover el diálogo de parte de la Iglesia. Totalmente aparte de lo que hace el gobierno

Nosotros aceptamos la invitación del gobierno pero no somos gobierno, somos Iglesia que ha sido invitada a promover el diálogo, esas son las personas que la Conferencia de Obispos designó.

¿Cuál cree usted que sería la reacción por parte del ejecutivo ante la decisión de esos nombramientos?

Pienso que ellos ya saben y lo han tomado a bien, falta ahora que todo el mundo que está interesado en el diálogo acepte esta mediación o facilitación. También las iglesias evangélicas tienen sus representantes.

La Iglesia católica promoverá el diálogo porque eso es fundamental en nuestra dinámica de comunidad y comunión. No hay comunicación sin diálogo, sin diálogo no hay amor, el diálogo es fundamental.

Promovemos el diálogo, las iglesias evangélicas también tienen tres pastores, ahora vamos a ver que todas las partes acepten esto.

La misión de la ONU está por partir e incluso el asesor del Departamento de Estados de los   EE.UU, Tomás Shannon, estuvo aquí ayer y ha manifestado que las marchas podrían ser una forma de democracia?

Claro que sí; las marchas son una participación, una manifestación de la democracia.

Mire que lindo y hermoso que el pueblo de todos los estratos sociales, niños, jóvenes, ancianos participen en las marchas pidiendo que se acabe esta corrupción.

Yo sí creo que las marchas deberían respetar la figura del presidente, el presidente representa el equilibrio del país, no se puede pedir que al presidente lo echen, eso creo que no está bien. Es mi opinión, por lo demás maravilloso, las marchas y las antorchas nos han ayudado a despertar la conciencia contra la corrupción tan terrible que hay en Honduras, donde la justicia debe de prevalecer.

Si a raíz de este diálogo se llegara concretar que una Comisión Internacional contra la Impunidad se instalara en Honduras, ¿cuál sería el siguiente paso?.

La entidad que sea aprobada en consenso por los que participamos en el diálogo sea la CICI o cualquier otra o la nacional que nos ayuden nada más a buscar que se haga justicia, esta entidad tiene que ayudarnos a todos a enfrentarnos a este mountro de tantas cabezas como lo es la corrupción, la impunidad, la violencia la pobreza extrema, el tema de la minería, de los impuestos. El tema de las pandillas, de la extorsión que son vitales.

Y que nos ayuden a promover la justicia, la misión es esa pero siempre respetando la soberanía de Honduras, en Honduras tenemos la capacidad de sobra para solucionar los problemas. Hay gente maravillosa noble.

Aquí hay mucha gente buena pero solamente escuchamos lo malo y como dice el dicho, más ruido hace un árbol cuando cae en una montaña, que cien árboles que están creciendo. Aquí hay mucha gente buena y justos podemos levantar a Honduras siempre y cuando con la ayuda de Dios, Nuestros Señor.

A %d blogueros les gusta esto: