Actualidad Destacado

Honduras: un país con alta vulnerabilidad laboral

destacado2El Código del Trabajo sigue siendo la herramienta de protección del Estado, fundamental para la clase trabajadora.

Lilian Flores

liflores@unicah.edu

Fotos / Janeth Lagos

Cada mes del año tiene su propia particularidad o evocación, sin embargo el mes de mayo es muy especial, ya que está dedicado a varias festividades importantes en la vida del ser humano, en esta ocasión hacemos referencia al Día del Trabajo.

destacado3En la actualidad son muchos los hombres y mujeres que contribuyen sustantivamente aportando sus esfuerzos, voluntades y capacidades en la transformación de Honduras, en coincidencia con las caras aspiraciones de toda la ciudadanía en general.

La celebración de los trabajadores a nivel mundial, tuvo su fundamento en las reclamaciones formuladas por los trabajadores desde hace más de cien años. Esta es la fiesta por excelencia del movimiento obrero a nivel mundial.

La historia y los hechos evidencian que los progresos laborales se fueron acrecentando con leyes para los trabajadores, otorgándoles derechos de respeto, retribución y amparo social.

Nuestro país no es la excepción en este proceso, pues desde 1959 contamos con el Código de Trabajo.

Este instrumento jurídico, se ha convertido en una normativa de primera y de gran aceptación a nivel de todos los sectores de la sociedad hondureña.

VULNERABILIDAD LABORAL

Honduras es un país que carece de oportunidades de trabajo, debido a esto miles de compatriotas han abandonado su tierra natal para ir en busca de una mejor condición de vida. Es así como muchos, arriesgando sus vidas y enviando sus remesas, han logrado construir sus viviendas, pagar algunas deudas que adquirieron estando aquí y, sobre todo, han sacado adelante a sus familias.

Ante este éxodo por la falta de empleo, muchos hondureños se proponen instalar sus propios negocios dentro del rango de la economía informal. Esta salida aunque el esfuerzo es digno de admirar, manda a las calles a miles de hondureños. En las principales ciudades del país las calles y plazas públicas están llenas de personas que a diario salen a buscar el pan de cada día, no importando aguantar sol, hambre y todos los peligros que en ella se encuentran, con el único de fin de llevar un par de lempiras a sus hogares.

Sin embargo, Carlos Madero, Secretario de Trabajo y Seguridad Social manifestó que Honduras es un país que cuenta con un desempleo estructural, pero que empieza a ver buenas señales en el mercado del trabajo. “En este año el gobierno de la República a través de diferentes programas de empleo ha generado 175,000 puestos de trabajo.

Por primera vez se redujo la tasa de empleo invisible de 40% a 34%, este es un logro porque no habíamos tenido reducciones desde hace 15 años en la tasa de su empleo”.

CHAMBA COMUNITARIA

El secretario del trabajo se refirió a este como un programa que tiene que ver con el empleo en el sector rural donde está llegando a casi 10 mil puestos de trabajo en un mes y medio, aseguró que hay mucho trabajo y actividades que hacer y que el gobierno se ha fijado la meta de crear 200,000 puestos de trabajo para este año. El desempleo y subempleo en el país es un problema sumamente grande, al punto de que más de 1.2 millones de personas están subempleadas, aunque las tasas de desempleo revelen una baja relativa, es del 5.7 %, contrario a las tasas de subempleo que son muy elevadas.

Esto significa que hay muchos compatriotas en el mercado de trabajo que no tienen un empleo estable. Pese a los nuevos programas de trabajo que el gobierno ha empleado, todavía hay un rezago acumulado que no permite al país crear más puestos laborales como debe de ser, para generar mejores condiciones de vida a los hondureños.

CLASE OBRERA

Esta al igual que la clase empresarial ha venido madurando con el tiempo, hay grandes fortalezas, sobre todo con el diálogo social, mediante el cual se ha logrado tener acuerdos consecutivos de consenso sobre todo en materia salarial.

Sin embargo falta mucho que mejorar, porque la clase obrera no cuenta con un respaldo total que les asegure prebendas, no solamente a nivel monetario, sino también acceso a la vivienda social, guarderías, salud y educación.

DESAFÍO

Madero aseguró que todavía hay un reto en el mercado del trabajo como es el tema de la mujer trabajadora, en Honduras un 36% de la fuerza laboral del país son mujeres, no obstante que las mujeres tienen mejores niveles de educación que los hombres siendo excluidas. Entre muchos jóvenes hay una tasa de desempleo doble de la promedio, a estos les cuesta mucho más conseguir un trabajo, esto tiene que ver con el desarrollo integral del país y con la posibilidad de que vaya entrando a temas de equidad. “El mercado laboral hondureño sigue siendo muy excluyente, porque más del 86% de las contrataciones se da por afinidad, cuando esto ocurre la población hondureña que no tiene un “padrino”, tiene menos posibilidades de encontrar un empleo”.

ESTADÍSTICAS

Recientemente la Organización Internacional del Trabajo (OIT), alertó en el informe “Formalizando la informalidad juvenil”, que seis de cada diez jóvenes trabajan actualmente de manera informal en América Latina y el Caribe, lo que se traduce en 27 millones de trabajadores de entre 15 y 24 años que no tienen acceso a derechos laborales.

Los países latinoamericanos con las tasas más altas de empleo juvenil informal son Guatemala, Honduras, El Salvador, Perú y Paraguay, cuyas cifras se sitúan entre el 70 y el 80 por ciento de los jóvenes que trabajan.

En el lado contrario figuran Costa Rica y Uruguay, donde la informalidad del empleo juvenil se sitúa en el 30 y el 33 por ciento, respectivamente.

El informe también destaca que el 91.8 % de los trabajadores domésticos de entre 15 y 24 años se encuentran en condiciones de informalidad, mientras que el 86.4 por ciento de los jóvenes que trabajan de manera independiente también ejerce su profesión de manera informal.

TRABAJO POR HORA

Respecto a esto el funcionario agregó que este es uno de los principales generadores de empleo, que se ha posicionado en algunos sectores como turismo, comercio y los Call Center, para el año anterior este programa generó 53 mil puestos de trabajo.

Es un programa bastante inclusivo en la creación de empleo no obstante ya está predeterminado para ciertos sectores que lo utilizan, a raíz de esto el país hoy tiene nuevas fuentes de trabajo.

Sin embargo Mario García dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Bebida y Afines (STIBYS), manifestó que cuesta mucho encontrar un trabajo de ocho horas, por lo tanto el trabajo por horas es algo con lo que el gobierno quiere aplacar la realidad que vive el país, “se han inventado un trabajo por horas que únicamente beneficia al capitalismo y al patrono, mientras al trabajador no le dan ninguna prebenda, y la gente por la necesidad tiene que someterse a este barbarismo”.

“Aquí no existe la seguridad para el obrero, básicamente esto existe en las empresas que están organizadas, pero ha sido una lucha de años para obtener conquistas que beneficien a los trabajadores, y el problema es que el Código del Trabajo rige a los patrones como a los tarjadores, pero cuando se trata de hacer justicia no lo aplican si no que favorece más al patrono”.

RESPALDO

El Código del Trabajo es uno de los más proteccionistas, pero es un código que tiene más de 50 años, por lo que está un poco retrasado con la realidad que vivimos actualmente.

Este documento es un instrumento para salvaguardar los derechos de los trabajadores y sigue siendo la herramienta para ellos, Madero agregó que “esta ley seguirá vigente por muchísimo tiempo, porque tiene establecido regímenes que no están en otros códigos de la zona”.

Asimismo dijo se está buscando mecanismos y herramientas de respaldo que puedan ir más allá de lo que permite la normativa laboral, para garantizar que la clase trabajadora se sienta protegida.

A %d blogueros les gusta esto: