Actualidad

Tragedia en el Penal de San Pedro Sula

La inmediata acción mediadora del Obispo Auxiliar de San Pedro Sula, monseñor Rómulo Emiliani, calmó los ánimos en el penal de la norteña ciudad, donde esta maña se produjo un amotinamiento que dejó un saldo de tres reclusos muertos y 40 heridos entre guardias del penal y los privados de libertad.

La situación se tornó complicada y hubo cruce de disparos entre los guardias del penal y los reclusos y en la propias palabra de monseñor Emiliani se conoció el resultado del amotinamiento: “pude ver dos internos muertos, policías heridos y tres o cuatro reos gravemente heridos y otros con lesiones leves”.

Monseñor Rómulo se ha tornado un mediador por excelencia en los conflictos de los penales del país, especialmente de San Pedro Sula, dijo sentirse muy conmovido por la gravedad de la situación:

“Hoy estaba la cosa en su peor momento, los internos estaban bravísimos y los policías militares también estaban coléricos, fue una cosa tremenda hoy, tremenda, agradezco a Dios y a las autoridades que también supieron mantener el orden en todo”.

Manifestó que llevó a cabo una «mediación frágil» porque «hay un momento en que la gente no me hace caso, hay un momento en el que están ya dispuestos a matar a quien sea».

“En ese momento ellos están dispuesto a matar a quien sea, pero al final siempre el Señor (Dios) actúa, no por mí, Dios actúa y se calmó todo”, insistió.

“Fue un milagro del Señor (Dios), puro milagro de Dios que no fue peor la cosa”. Rememoró que al momento de su llegada al centro penal “estaban en el tiroteo más terrible, una guerra era nada, en todo el presidio mencionaron que estaban dispuestos a morir”.

El conflicto se originó cuando pretendían trasladar a 28 reos desde el centro penal sampedrano hacia otra cárcel del país. En ese momento los internos dispararon en contra de los policías que participaban en la operación de traslado, resultando tres muertos y casi 40 heridos, así como cinco militares con lesiones, uno de éstos presentaba disparos en su cuerpo.

Entre los reos que ingresaron con heridas al Hospital Catarino Rivas figuran: Darío Reyes (22), Carlos Alberto Flores (39), José Vidal Cartagena (24), Pedro Bonilla (44), Eduardo Andino Mejía, Carlos Orlando Solórzano (35), José González, Augusto Ochoa Rodríguez, Cristian Villeda, Olbin David Mejía, Carlos Rodríguez y José Rodríguez; mientras Narciso Andino murió en ese centro asistencial.

En tanto, los militares que salieron heridos son: Marlon Orellana, Emanuel Garay, Gustavo Valladares, Douglas Ramos y Walter Gómez.

A %d blogueros les gusta esto: