Choluteca Diócesis

San José Obrero y San Andrés Apóstol, tienen nuevos párrocos

Los presbíteros ángel Portillo y Justo Maradiaga, asumieron como nuevos pastores de estas parroquias de la diócesis del sur.

 Texto y fotos: José Luis González

                         jolugoca12@yahoo.com

 El pasado domingo uno de febrero, ha sido de alegría y bendición para la diócesis de Choluteca, al realizarse las entronizaciones de dos nuevos párrocos que han sido recientemente nombrados por nuestro obispo Monseñor Guido Charbonneau, nos referimos al Padre Santos Justo Maradiaga como nuevo párroco de la parroquia San Andrés Apóstol del municipio de Orocuina y al Padre Ángel Portillo nombrado a la parroquia San José Obrero de la ciudad de Choluteca.

 En horas de la mañana monseñor Charbonneau se trasladó hasta Orocuina, junto a los sacerdotes Florentino González y Edwin Hernández, quienes fraternalmente acompañaron al padre Justo en su nueva parroquia; el reloj marcaba las nueve de la mañana e iniciaba la Santa Eucaristía, con la presencia de muchos fieles que llegaron desde muchos lugares para ser testigos de tan importante evento.

En su homilía el pastor de esta diócesis expreso “llegamos así a la entronización de un nuevo párroco, el padre Justo, en esta parroquia de Orocuina. La responsabilidad de un párroco es grande, tiene que ser el pastor de su pueblo, a imagen de Jesucristo, el buen pastor cercano a sus ovejas”. El obispo le exhortó a caminar y orientar a su pueblo: “tiene que predicar la palabra de Dios y formar a sus fieles en la fe, además de ser el ministro de la Eucaristía y de los sacramentos, tiene que vivirlos personalmente.

La parroquia de Orocuina comprende cinco municipios del sur del país, Liure y Soledad del departamento de El Paraíso, Apacilagua, Morolica y Orocuina de Choluteca.

El nuevo párroco de San Andrés Apóstol. Se sintió muy contento por las muestras de cariño expresadas por toda la feligresía que le acompañó, además la alegría se desborda en la comunidad ya que el padre Justo es originario de esta parroquia, convirtiéndose así en el primer sacerdote que asume como párroco de Orocuina, hijo predilecto de la misma.

Le acompañaran en su labor pastoral el recién ordenado Diacono Milton Javier Torrez, y el pasante de teología Mauricio Pérez.

El nuevo párroco Maradiaga sucede al Padre Aurelio Paz que durante nueve años se desempeñó como párroco, ayudando en diversas áreas de pastoral que comprende esta parroquia entre ellas, Guardia del Santísimo, delegados de la palabra y catequistas, comunidades eclesiales de base e Infancia y adolescencia misionera (IAM) así como grandes aportes en el área social y comunitaria de esta jurisdicción.

Datos P. Justo Maradiaga.

Nombre completo: Santos Justo Maradiaga

Nació: 6 de agosto 1959 en la aldea Santo Domingo, Soledad, El Paraíso.

Sus padres Onofre Maradiaga Sánchez y María Elisa Aguilera (Q.D.D.G.)

Es el sexto de siete hermanos

Sus estudios primarios en la escuela Cristóbal Colon en Santo Domingo, Soledad.

Fue ordenado sacerdote en 1996 por Monseñor Raúl Corriveau.

Ha estado en las parroquias de Mojaras, Nacaome, El Corpus, El triunfo, San José Obrero

El 29 de diciembre Mons Guido Charbonneau lo nombra Párroco de San Andrés Apóstol de Orocuina.

HOJA DE VIDA DEL PADRE: ÁNGEL PORTILLO

Nombre completo: Ángel Petronilo Portillo

Nació el 31 de mayo de 1954

Comunidad de origen: El Capulín del Trapiche, Choluteca, Parroquia Catedral

Sus padres son: Benicio Cruz y Eugenia Portillo

Fue bautizado y confirmado el 31 de agosto de 1954, por manos de Mons. José de la Cruz Turcios y Barahona, Arzobispo de Tegucigalpa

Es el cuarto de cinco hermanos.

Inicia su primer año en la Escuela “Francisco Morazán” del Trapiche y Continuó su primaria en la Escuela “Cristóbal Colon” del Capulín del Trapiche; terminando su etapa escolar en el año de 1972

De 1972 a 1974 fue animador de pastoral juvenil en su comunidad de origen; y entre 1973 y 1974 se desempeñó como Delegado de la Palabra de Dios

En febrero de 1975 ingresó al Seminario Menor Pablo VI

Su primer año de secundaria lo realizó en el Instituto “José Cecilio del Valle”, Seguidamente continuó sus estudios en el Instituto “Santa María Goretti”, en donde se graduó de Bachillerato en Ciencias y Letras en 1979

En 1980 ingresó al “Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa”, haciendo dos años de estudios filosóficos y cuatro de Teología

En 1985 culminó sus estudios en el Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa

En 1986 realizó su año de pastoral en el Seminario Pablo VI, asignado por Mons. Raúl Corriveau. pme

En diciembre de 1986 fue ordenado Diácono por Mons. Raúl Corriveau. pme. Y es nombrado para continuar su misión en la Parroquia “San José de Nacaome”

El 25 de abril de 1987 fue ordenado Sacerdote, junto al Padre Álvaro Sánchez por imposición de manos de Mons. Raúl Corriveau. pme

En enero de 1987 es nombrado rector del “Seminario Menor Pablo VI”, convirtiéndose así en el primer sacerdote diocesano hondureño que ocupó la rectoría del Seminario Menor Pablo VI, hasta junio de 1990. En este mismo año la “Conferencia Episcopal de Honduras” le pide a Mons. Raúl que lo envíe a estudiar una especialidad en las ciencias teológicas en vista a la formación en el Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa

Así, en junio de 1990 partió hacia a New York para hacer un pequeño curso de Inglés por tres meses; en septiembre del mismo año viajó a Roma para emprender sus estudios en la “Pontificia Universidad Gregoriana” donde se graduó de licenciado en teología, específicamente en teología sistemática es decir, teología dogmática, orientando su tesis bajo el tema: “La iglesia diocesana, según la eclesiología de comunión, desde el vaticano II

En 1993 al regresar de Roma comienza su servicio en el Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa como profesor y formador

Al final de 1997 se incorpora nuevamente a la diócesis de Choluteca y es nombrado

Canciller y colaborador de la parroquia del triunfo por Mons. Raúl Corriveau. pme

En 1999, es nombrado Párroco de la Parroquia “San José” de Nacaome

Al final de 2002, el Obispo Mons. Raúl Corriveau.pme lo nombra Párroco de la Parroquia “Inmaculada Concepción” catedral de Choluteca”. Así desde el 2 de diciembre de 2002 hasta enero de 2015 ha pastoreado la parroquia catedral

También ha desempeñado algunas funciones extra parroquiales, a saber:

  • Coordinador diocesano de la Pastoral Juvenil
  • Canciller de la diócesis de Choluteca
  • Varios años Vicario General
  • Coordinador de la Comisión Nacional del Clero ( por 5 años)
  • Asesor diocesano de la Pastoral Familiar
  • Ha recibido cursos intensivos de formación en pastoral juvenil, pastoral vocacional,   pastoral familiar y en la vida ministerial en los países de Colombia y Brasil

El lunes 29 de diciembre de 2014 Mons. Guido Charbonneau, le anuncia que lo necesita como párroco de la parroquia “San José Obrero” de Choluteca; nombramiento que ha aceptado con mucho gusto.

Actualmente se desempeña como:

  • Asesor diocesano de pastoral familiar.
  • Miembro del colegio de consultores y del consejo presbiteral.
  • Responsable diocesano de la pastoral presbiteral y miembro de la comisión nacional del clero.

En parroquia San José Obrero.

En horas de la tarde noche la feligresía de la parroquia San José Obrero, que comprende parte de la ciudad de Choluteca y el municipio de Namasigue , dio la más cordial bienvenida a su nuevo párroco el Padre Ángel Portillo, quien durante doce años se desempeñó como pastor de la Inmaculada Concepción Catedral; quien en medio de aplausos y sentimientos de alegría, asumió esta nueva responsabilidad asignada.

Monseñor Charbonneau en sus palabras, mencionó que el párroco debe caminar junto a todos los carismas de la parroquia, ser siempre un buen pastor, ser dócil y dejarse iluminar por Dios, para así continuar con la obra evangelizadora en nuestra iglesia.

Junto a los sacerdotes Eulogio Álvarez, Bernardo Boucher y Alejandro López, el nuevo párroco dijo estar dispuesto a cumplir personalmente esta nueva misión, “no tengo planes de gobierno, porque ese se hace en el camino y no en un escritorio, estoy dispuesto a trabajar con la ayuda de Dios y la ardua labor de todos ustedes, considero como grandes fuentes lo que la iglesia nos pide, y aquello en particular que el obispo me pida, que juntos renovemos esfuerzos en la pastoral urbana y fortalecer la misión pastoral en todo sus ámbitos” enfatizó el nuevo párroco.

Las diferentes áreas de pastoral de esta parroquia en todos sus sectores agradecen a Dios y a Monseñor Guido por el apoyo que han recibido en todos sus aspectos, así mismo se comprometieron a trabajar juntos, para continuar la misión encomendada de expandir y hacer vida la buena nueva de Jesús en los tiempos de hoy.

Con lágrimas en sus ojos y con grandes sentimientos de gratitud el padre Ángel agradeció a Dios en primer lugar por tantas cosas lindas que en sus 28 años de ministerio ordenado, le ha concedido vivir, y de manera especial recordó los grandes esfuerzos y proyectos realizados durante doce años en la catedral, que sin duda alguna han sido como los momentos de su juventud, llegando ahora a la San José Obrero para vivir su edad adulta en su ministerio sacerdotal.

Frase

“La responsabilidad de un párroco es grande, tiene que ser el pastor de su pueblo, a imagen de Jesucristo, el buen pastor cercano a sus ovejas, predicar la palabra de Dios y formar a sus fieles en la fe, además de ser el ministro de la Eucaristía y de los sacramentos, tiene que vivirlos personalmente.”

Mons Guido Charbonneau, obispo de Choluteca.

 Opinión.

para nosotros es una inmensa alegría estar por tercera vez en una entronización de un nuevo párroco en San José Obrero, llena muchas expectativas en el Municipio de Namasigue, las puertas y el corazón de nuestro pueblo están abiertas para el padre Portillo, estamos dispuestos a unir esfuerzos para continuar con el trabajo en la parroquia”

 Douglas D Vicente

Corporación Municipal del Municipio de Namasigue

A %d blogueros les gusta esto: