En el Mundo Iglesia

Obispos de varios países visitan zonas devastadas en Tierra Santa

Participan en la gira obispos europeos y norteamericanos y llegaron a las zonas  afectadas por la guerra en Tierra Santa,  el objetivo del encuentro es acercarse a la realidad eclesial, social y política de Tierra Santa, y conocer el trabajo “in situ” de las agencias católicas.
Tierra Santa (AICA):  Del 10 al 15 de enero, se llevó a cabo la visita anual, de 16 prelados europeos y norteamericanos, a las regiones afectadas por la guerra en Tierra Santa. Organizada por la Coordinadora de las Conferencias Episcopales para la Iglesia en Tierra Santa y la Asamblea de Ordinarios Católicos de Tierra Santa (AOCTS), “HolyLandCoordination” (HLC), el objetivo del encuentro es acercarse a la realidad eclesial, social y política de Tierra Santa, y conocer el trabajo “in situ” de las agencias católicas.
La 15ª reunión de la HLC comenzó el pasado sábado con la llegada a Belén del medio centenar de personas que participan en el encuentro, entre obispos y representantes de las conferencias episcopales y organismos eclesiales de Europa y América del Norte.
El domingo se desplazaron a Gaza, para celebrar la Eucaristía junto con los feligreses de la Parroquia de la Sagrada Familia. También visitaron a las Misioneras de la Caridad. Después se dirigieron hacia Shajaieh para recorrer esta zona, que fue la más dañada durante los combates y los bombardeos del pasado verano.

TESTIMONIO
“Teníamos la impresión de estar en una zona devastada. Nos dijeron que tres niños habían muerto en las últimas horas por el frío. La corriente eléctrica sólo funciona unas pocas horas al día. Impacta ver como todos, empezando por los niños, tienen muy claro que son víctimas de la violencia, y saben bien quién es el responsable de esta injusticia. Una chica de tercero de primaria nos dijo: han destruido nuestras casas, pero sobre todo han arrebatado a los niños de sus madres y a las madres sus hijos. Un chico más mayor nos amonestó: todos vienen aquí a preguntarnos si necesitamos alimentos u otras ayudas materiales, pero nosotros necesitamos la única cosa que nadie promete, ser tratados como hombres, reconocidos en nuestra dignidad”, señaló el arzobispo de Arezzo-Cortona-Sansepolcro, monseñor Riccardo Fontana a la agencia Fides. Para entrar en la Franja de Gaza, la delegación de los obispos tuvo que superar muchas dificultades: en el cruce de Eretz, las autoridades israelíes negaron el permiso para entrar en la Franja. Los prelados comenzaron entonces una larga negociación, y, finalmente, consiguieron el permiso para entrar en grupos de a tres. Además, se reunieron con el obispo ortodoxo. Seguidamente recibieron información sobre el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
Desarrollo
El lunes concluyó el programa en Gaza con una visita a la Escuela Sagrada Familia. Desde allí se han desplazado a Esderot, para conocer la situación de esta ciudad situada en las inmediaciones de la Franja de Gaza. Concluida la visita, regresaron a Belén. Esa misma tarde celebraron la Eucaristía en el Carmelo de Belén. Este convento carmelitano se levanta sobre la colina de David, frente a la basílica de la Natividad y el altar está ubicado justo sobre “la gruta de David”. Después tuvo lugar la reunión con los Cónsules de Reino Unido, Estados Unidos, Alemania y Sudáfrica.
Parte de la jornada del martes se desarrolla en Hebrón, hacia donde han partido una vez celebrada la Eucaristía en la Iglesia de Santa Catalina. Una parte del grupo mantuvo un encuentro con el contingente extranjero “Presencia Internacional”. El resto realizó la visita con miembros del Centro de Información Israelí para los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados (B’Tselem).
El programa del martes también incluyó la visita a Beit Jala, donde visitaron familias cristianas y el convento Hijas de María Auxiliadora en el Valle de Cremisán. En esta visita conocerán la situación después de que el Comité Especial de llamamiento israelí para la confiscación de tierras en estado de emergencia emitiera, el pasado 24 de abril, su veredicto sobre los recursos presentados por este Convento y muchas familias de agricultores palestinos contra la sección del muro de separación que las autoridades israelíes querían construir.

LLAMADO
El pronunciamiento establece un cambio en el trazado del muro, para que el convento se mantenga accesible desde la ciudad de Beit Jala y los Territorios palestinos. Precisamente, tras el encuentro del año pasado, los Obispos de la Coordinadora hicieron un llamamiento para pedir que se garantizara la justicia en el Valle de Cremisán, cerca de Belén, y para que Israel abandonara sus planes de construir un muro de seguridad en la tierra de 58 familias cristianas.
También se  organizaron distintas visitas pastorales alrededor de Belén. Para ello, los participantes en este encuentro se dividirán en cuatro grupos y cada grupo visitará dos organizaciones de la región dedicadas a la atención de niños abandonados y con discapacidades físicas y mentales, a la atención de viudas cristianas y ancianos, y a centros para rehabilitación social. Por la tarde, mantendrán un encuentro con los estudiantes del Seminario, en Beit Jala.

A %d blogueros les gusta esto: