Diócesis San Pedro Sula

Gala sacramental en la Comunidad de El Sauce

Veintiocho niños y niñas recibieron el sacramento de la Comunión y, por primera vez, sentían el maravilloso privilegio de recibir a Cristo.Los niños jubilosos esperaban con ansiedad este día,  el proceso de preparación llegaba a su fin, todo se desarrollaría bajo un cielo gris que amenazaba con lluvias, en medio de  bajas temperaturas.  Nada los detendría,  era su día, sabían que tendrían ese encuentro cercano con Dios, el cual recibirían mediante la Eucaristía, días atrás habían confesado sus pecados y ahora estaban delante el altar profesando su fe.
La parroquia celebró con fervor y alegría junto con su feligresía, las catequistas, padres de familia, un paso más de los siete sacramentos de la Iglesia Católica y29 niños realizaban  el sacramento de la Comunión  y,  por primera vez, sentían el maravilloso privilegio de tomar la Eucaristía.
Los niños vestían sus mejores galas con pantalón negro, camisa blanca, zapatos negros y corbata, y en sus manos sus velas, las cual encenderían el fuego del Amor de Dios.Las niñas se vistieron de blanco símbolo de pureza, igualmente llegaron con sus velas.
El Padre René Flores, quien funge como Párroco de la colonia el Sauce.  La parroquia recién creada lleva en nombre del Inmaculado Corazón de María. En medio de esa alegría el padre René presidio la Eucaristía y pronunció  una hermosa y elocuente homilía
Les dijo a los niños y todos los ahí presente, que no sólo de pan vive el hombre, sino también de la palabra de Dios, una palabra viva y hoy ustedes la recibirán. El Padre René,  en nombre de la pastoral de catequesis de esa comunidad,  presentó a los  niños y jóvenes para que sean admitidos a la mesa del señor.
Luego preguntó a los catequistas: ¿Están estos niños preparados para entender el Sacramento de nuestra fe?.
Ellos respondieron: “Hemos tratado de cumplir con responsabilidad la misión que nos ha encomendado la Iglesia de preparar a estos niños y jóvenes para recibir la Eucaristía”.
Luego dijo: “Queridos niños y jóvenes que vienen con traje de fiesta y con caras rebosantes de alegría, díganme, ¿Qué Quieren?.
Los Niños y Jóvenes respondieron: queremos recibir a Jesús!!!
¿Saben ustedes quién es Jesús?
Los Niños y Jóvenes respondieron nuevamente.
Si, Jesús es el hijo de Dios hecho hombre, que nació de la virgen María.
Luego preguntó a los padres de familia
Padres de Familia: ¿Están dispuestos a procurar que los niños y jóvenes, después de la celebración de este sacramento continúen formándose cristianamente por medio de los siguientes niveles de catequesis y así convertirse en testigos fieles de la vida y las enseñanzas de Jesús?.
¡Síestamos dispuestos…!
Pues bien, puesto que así lo desean yo mismo en nombre de la Iglesia les concederé lo que piden, y en adelante puedan recibir a Jesús en la Comunión con frecuencia.Jesús les espera para compartir su gozo y su dicha con sus padres y demás seres queridos.

A %d blogueros les gusta esto: