Talentos Juveniles

Gran concierto de Adviento

Con un derroche de talento estos niños y  jóvenes reavivaron el sentimiento del Adviento.
Con un derroche de talento estos niños y jóvenes reavivaron el sentimiento del Adviento.

Un derroche de talento, arte y jovialidad avivaron el sentimiento de los allí presentes.
Texto y fotos: Suyapa Banegas
sbanegas@unicah.edu
La noche que ya caía y se tornaba fría,  no impidió que decenas de personas quisieran reavivar el sentimiento de Adviento a través de un concierto patrocinado por La Fundación Cristo de El Picacho, la Fundación Artes Educativas, Coros y Orquestas de Honduras FARECOH, y la Universidad Católica de Honduras.

HOMENAJE
Las instalaciones de esta universidad en el campus de Casamata sirvieron como un escenario donde se le dio un derroche de talento. La invocación a Dios estuvo a cargo del Padre Carlos Rubio.
Seguidamente se le brindó un  merecido homenaje a la Señora Telma Henríquez Girón a quien se le debe innumerables obras dentro de la Fundacion Cristo de El Picacho.
Dentro del acto se mencionó un poco de su vida. Se dijo que “Su Eminencia El Cardenal Rodríguez Maradiaga  la llamó para colaborar con la Fundación Cristo  de El Picacho para el mantenimiento de los jardines del entonces recién inaugurado Cristo de El Picacho”. “También estuvo a cargo de la arborización de la colonia Divina Providencia.
Los jardines Cristo de El Picacho fueron el broche de oro a sus aspiraciones y rio de cuyo caudal bebió, las aguas cuyo cauce colmaron sus anhelos.
Después de este homenaje se dio paso a la participación del Ministerio de Música Espada de Dios, al mismo tiempo se encendió la vela que da por iniciado el Tiempo de Adviento.

MELODÍAS
A medida avanzaba la noche la expectativa crecía y el espíritu navideño iba aflorando. Así se dio paso al grupo de niños y jóvenes de FARECOH  quienes fueron ovacionados con aplausos y vivas al final de cada una de sus interpretaciones musicales.
Algunas de las melodías interpretadas en la primera parte del concierto fueron: Tonada del Congo, Recuerdos de mi Infancia, Oda a La Alegría, Dona Novis Pacem, Venid fieles todos.
Luego de las degustaciones de café y ricos bocadillos en el intermedio se procedió a la segunda parte del concierto en el que se deleitó a los presentes con: Ave María, Panis Angelicus, OH Ven Emanuel, El Niño del Tambor, Al Mundo Paz, Holly Night, Villancicos de las Campanas, Noche de Paz.
Así transcurrió la noche entre cantos y derroche artístico que deleitaron a los asistentes que no dejaban de aplaudir al final de cada una de las interpretaciones.
Todos quedaron impresionados con el gran talento de estos niños y jóvenes que seguramente dedican horas a ensayar y que con su talento avivan el lugar en donde se presentan.

A %d blogueros les gusta esto: