Actualidad Arquidiócesis

Con Jesucristo siempre nace y renace nuestra alegría

Recientemente se celebró el VII Congreso de Teología en la Universidad Católica de Honduras, sobre algunos numerales de  la Exhortación Apostólica del Papa Francisco “Evangelii Gaudium”, La Alegría del Evangelio.
Lilian Flores
liflores@unicah.edu
Fotos /Eddy Romero
Este Congreso se convirtió en un espacio fundamental en el que los ponentes a través de sus reflexiones  ayudaron a entrar  en la profundidad y riqueza teológica,  de la Exhortación Apostólica del Papa Francisco “Evangeli Gaudium”, La Alegría del Evangelio. El Aula Magna de la Unicah, resultó insuficiente para alojar  a una gran cantidad de personas que se llegaron para ser partícipes de las conferencias basadas en La Exhortación Apostólica del Papa Francisco “EvangeliGaudium,” impartidas por algunos Obispos de la Conferencia Episcopal de Honduras y expertos en el tema, bajo el lema  “Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría”  La presencia de estudiantes de esta institución prevaleció, así como algunos sacerdotes, religiosas y laicos comprometidos, quienes estuvieron atentos a cada una de las disertaciones.
Hace siete años se realizó el primer Congreso de Teología en la Unicah, bajo el lema “Elige la vida y vivirás”, esta institución tiene una historia en  congresos de Teología. Todos han sido espacios de evangelización resolviendo las realidades sociales y eclesiales de cada momento.

Finalidad
La Unicah es el contexto propicio para el diálogo entre la fe y la cultura, tarea urgente para la Iglesia, tal y como lo propone el Papa Francisco, por tal razón asumió el reto de ser protagonista de este diálogo en nuestra Iglesia y en la sociedad hondureña.
La Exhortación Apostólica EvangelliGaudium, es un programa enmarcado por un camino de renovación de una Iglesia llamada a abrir las puertas y gozar de una nueva primavera, el Papa nos pide vivir la Alegría  del Evangelio atentos a la voz del Espíritu que sopla donde y como quiere en nuestra Iglesia y nuestra sociedad.
Sin duda alguna muchas personas desde su profesión y experiencia personal han hecho del Evangelio la alegría de su vida, este congreso propició en los presentes una oportunidad para renovar el encuentro personal con Jesucristo o al menos tomar la decisión de dejarse encontrar por él, como dice el Papa Francisco.

Resumen
Este congreso estuvo a cargo de algunos Obispos de la Conferencia Episcopal, compartimos brevemente algunas de estas  reflexiones.
Monseñor Juan José Pineda, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis  de Tegucigalapa, dio inicio  las conferencias dadas en este congreso, quien compartió con los presentes “el Papa Francisco dice hay que dejar de estar girando en torno de sí mismo, hay que ver lo horizontes de la salvación de  Dios en el mundo entero para poder encontrar la Alegría del Evangelio” El Papa Francisco quiere que despertemos para que vivamos con la alegría de que Dios está con nosotros,
Por su parte Monseñor Luis Solé, Obispo de la Diócesis de Trujillo en su disertación manifestó, “El Papa Francisco dice que la salida es como un éxodo, esto significa que hay que dejar una situación de esclavitud, para salir y llegar a una tierra prometida, eso aplicado con lo que el Papa quiere decir de la pastoral significa dejar la comodidad para llegar a las periferias”.
Así mismo mencionó que El Papa propone una transformación misionera de la Iglesia, una de las condiciones que supone esta transformación es que sea una Iglesia de puertas abiertas, para salir nosotros a evangelizar al mundo pero también para dejar que el mundo se acerque, para dejar que el hijo prodigo regrese a casa.
Monseñor Ángel Garachana, Obispo de la Diócesis de San Pedro Sula  en su reflexión acerca de que todo el pueblo está llamado a la evangelización, indicó que el Papa toma un concepto sobre la Iglesia que es el de pueblo de Dios, este pueblo lo formamos todos los bautizados  de diversas culturas, llamados a anunciar el Evangelio, y que por tanto  nadie se autoexcluya.
De igual manera dijo que no esperáramos a ser perfectos para  evangelizar, teniendo la experiencia de Jesucristo ya somos evangelizadores de manera que al mismo tiempo, el verdadero evangelizador se va formando y evangeliza, este es un circulo permanente, “ evangelizado, evangelizamos”.

A %d blogueros les gusta esto: