Diócesis San Pedro Sula

Tras la ruta del cacao

 Exquisito chocolate hecho en Honduras.
Exquisito chocolate hecho en Honduras.

“De forma recreativa niños y adultos aprenden sobre la historia y cultivo del principal ingrediente que hace posible saborear un buen chocolate, en el Parque Eco turístico El Ocote”.
Texto y fotos
Johanna Kattán
jokattan@unicah.edu
¿Qué sería el mundo sin chocolate? Qué sería el chocolate sin cacao?  Honduras es tierra de un cacao de alta calidad, que por años solo ha exportado la semilla, sin embargo, poco a poco va creciendo el cultivo y el interés por elaborar chocolate hondureño.
Si en Honduras se siembra el principal ingrediente de un buen chocolate, por qué no hemos escuchado del chocolate hondureño?Honduras está dando sus primeros pasos. La Secretaría de Agricultura y Ganadería, SAG, informó que a inicios del 2010 se logró exportar el primer lote de 1.5 toneladas de cacao fino fermentado a Suiza, a la empresa ChocolatsHalba, para hacer pruebas pilotos de elaboración de chocolate, obteniendo excelentes resultados en el tema de calidad. Los ejecutivos suizos sostuvieron que la demanda internacional de cacao es creciente, se estima que la demanda mundial de cacao crecerá arriba del 3 por ciento en los próximos tres años para superar los 4 millones de toneladas, en tanto que la producción seguirá concentrada en un solo continente, África.
Lo que un día fue la moneda en Centroamérica, hoy podría ser una mejor fuente de ingreso económico para Honduras.El árbol del cacao (Theobroma cacao) crecía de forma natural en las selvas tropicales del Amazonas y Orinoco y se empezó a cultivar en Centroamérica. En tiempo de los aztecas los granos de cacao se usaban como moneda de cambio, hasta que alguien lo probó triturado, mezclado con agua, y descubrió su sabor y sus propiedades alimenticias.
En Europa, la bebida fue introducida por Hernán Cortés en la corte de Carlos V y fue recibida por los españoles con gran entusiasmo. Como su sabor amargo no era agradable para todo el mundo, se empezaron a experimentar otras mezclas con azúcar y especias, y el chocolate fue evolucionando hasta que en el siglo XVII adquirió el sabor y textura que hoy nos es tan familiar.
Las técnicas más modernas de tostado y triturado de grano facilitaron tanto su conservación como el nacimiento de formatos más manejables como las populares tabletas de chocolate que hoy encontramos en las estanterías de cualquier supermercado.
Actualmente está creciendo el interés por producir cacao. Con el fin de orientar a los productores del cacao, la FHIA y TechnoServe, publicaron el Manual de Producción de Cacao, escrito por Aroldo Dubón y Jesús Sánchez. Estos expertos del cultivo del cacao, resaltan que Honduras es considerado como uno de los pocos países privilegiados del mundo en contar con cultivares superiores de cacao tipos trinitarios, así como con materiales criollos nativos que conservan su pureza genética, por el hecho de estar aislados y por la interacción del prototipo y ambiente que les confiere un aroma y sabor especial, que es apetecido por las firmas chocolateras más prestigiosas del mundo, que elaboran chocolates gourmet para paladares exigente.

SIGUIENDO LA RUTA DEL CACAO EN HONDURAS
A pocos minutos de San Pedro Sula y de una forma recreativa, niños, jóvenes y adultos pueden conocer la historia y ver el cultivo de cacao.  En el Parque Eco-Turístico El Ocote, ubicado en el Municipio de Villanueva, la población puede recorrer los senderos en medio de los árboles de cacao y de otras especies.
Felipe Antonio Martínez, del Parque Eco-Turístico El Ocote, explica cómo nace la iniciativa de dar a conocer la producción del cacao. “En el año 2010 la FHIA, Fundación Hondureña de Investigación Agrícola,  lanza su proyecto de promoción de sistemas agroforestales con cacao en Honduras y al mismo tiempo exhorta a los propietarios de fincas  que posean atractivos turísticos a  conformar la Ruta Eco Turística del cacao, cuyo fin principal será la promoción del  cacao, desde la etapa de cultivo hasta su transformación artesanal,vinculado con actividades recreativas”.

“Desde el inicio del proyecto, Parque Eco Turístico El Ocote ha venido adecuando senderos de fácil acceso de carácter educativo y recreativo por la reserva forestal y cultivo del cacao, para que nuestros visitantes puedan disfrutar de un recorrido relajado, inmerso en  la naturaleza”, comenta Felipe Caballero, quien además es presidente de la Ruta Eco Turística del Cacao, Retcacao, formada por más de 20 fincas promotoras del cacao en cinco departamentos del Honduras.
Causa mucha impresión para el público, especialmente para los niños enterarse que una de sus golosinas favoritas, como  lo es el chocolate, es producto de una semilla que se cultiva en suelo hondureño.
Los visitantes inician su expedición ingresando a los senderos del parque,  con un guía capacitado en el área de agroturismo. Los árboles están rotulados con su nombre científico, común, características y uso.

SENDEROS
En los senderos educativos, se aprende sobre la biodiversidad, la reserva forestal, los ecosistemas, también sobre la protección de suelos, medidas de mitigación, entre otros. El recorrido concluye con una demostración del auténtico sabor del chocolate hondureño, ya transformado en diversos productos como cocoa, vinos, chocolate caliente, barra de chocolate, jaleas, manteca y otros.
“Honduras tiene capacidad de crear un chocolate de verdad, la mayoría del chocolate importado contiene bastante leche de polvo,  manteca vegetal y muy poco cacao”, comenta Martínez. “Honduras pretende incrementar la producción de cacao mediante la promoción de sistema agroforestales en la fincas pequeñas y medianas que se puede cultivar en las zonas heladeras,  el cacao se da muy bien en esta zona climática y principalmente en las partes del trópico-húmedo que nosotros tenemos bastante, todo ese sector de La Ceiba, Tela, El Progreso, Mosquitia, Cortés y Santa Bárbara”.
A diferencia de otros cultivos, como la palma africana, “la gran ventaja de sembrar cacao es primero que no se tiene que deforestar. Simplemente basta con un poco sombra. Si usted tiene un bosque, no tiene que botar un bosque para sembrar otro. La producción es corta, en un plazo de tres años.  Además,  el cacao produce una capa de material orgánica con las hojas que caen, y eso ayuda a incorporar nutrientesal suelo”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: