Arquidiócesis Buenas Nuevas

Se prepararon para recibir a Jesús en sus corazones

El momento esperado llegó y se llenaron con el Pan que da vida.
El momento esperado llegó y se llenaron con el Pan que da vida.

Más de un centenar de alumnos de la escuela San Jerónimo Emiliani, se unieron a Jesús que da la Vida Eterna.

Texto y fotos
Lilian Flores
liflores@unicah.edu
El momento más esperado para un grupo de niños, que se preparó catequéticamente para recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo llegó. Sus rostros  se llenaron de alegría cuando el sacerdote pidió que pasaran para recibir la Comunión. Alrededor de 135 alumnos que cursan el cuarto grado en la escuela San Jerónimo Emiliani, se dejaron iluminar con luz de Cristo, quien llegó a sus vidas, para habitar en sus corazones. Con sus vestiduras blancas, su vela en mano, pero sobre todo con la alegría de saber que se unirían a la cabeza de la Iglesia, los pequeños se encaminaron jubilosos hacia el altar.
Desde muy temprano el auditorio de la escuela, ubicada en la Colonia el Carrizal, se  abarrotó por los padres y familiares de los pequeños, que lucieron sus mejores galas, porque estuvieron en la gran fiesta preparada por el Señor para  ellos, quienes eran los invitados especiales para degustar el mejor banquete.

Mensaje
“Qué bonito ver tantos niños y niñas, que por primera vez participarán en la mesa del Señor, pero aquí comienza otra historia, Jesús vendrá a sus  corazoncitos y quiere que le hagan un rinconcito para caminar siempre con ustedes” les dijo el padre Leo García quien presidió la Eucaristía junto al padre Juan Barrera.
Al mismo tiempo les pidió que no abandonaran a Jesús, ya que el siempre estará con ellos en todo momento, “a su edad es bonito tener ilusiones, muchos de ustedes tienen aspiraciones, algunos quieren ser médico, profesora, carpintero, abogado, y tantas profesiones que hay. Es bonito tener ilusiones, como Jesús las tuvo, pero hay que tomar en cuenta que para alcanzar una meta tenemos que trabajar, la meta a la que todos debemos aspirar, debe ser obtener la vida eterna y llegar a Jesús, él debe de ser nuestra meta”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: