Noticias

Crisis alimentaria, golpea a miles de familias en varias zonas del país

Los agricultores preparan la tierra con mucho esfuerzo, para luego sembrar sus productos.
Los agricultores preparan la tierra con mucho esfuerzo, para luego sembrar sus productos.

La falta de lluvia, daña la agricultura en varios municipios del país, miles de familias viven una crisis alimentaria.
Por: Lilian Flores
liflores@unicah.edu
Muchas familias de diferentes  municipios del país con mucho esfuerzo labraron y prepararon sus tierras, con la esperanza de que este año su cosecha fuera mejor que en los anteriores. Hoy se ven severamente afectadas debido a la pérdida de sus cultivos que se secaron por la escasez de lluvia.
Esta  situación es estructural, se vive anualmente por que las tierras son muy secas y requieren de suficiente agua,  sin embargo estos campesinos pusieron sus esperanzas en esta cosecha, sin imaginarse que su inversión se vería frustrada  por la sequía, que acabó con el sueño y la tranquilidad  de estas familias.
La Comisión Permanente de Contingencia (COPECO)  desde el mes de abril venía analizando, a través de sus expertos, los distintos modelos climatológicos, mismos que estaban pronosticando una ausencia de lluvias muy significativas en el país, principalmente para la región del corredor seco debido al Fenómeno de El Niño. Así lo manifestó José Antonio Velásquez, director de Cooperación Internacional de esta institución.

Medidas
Desde el  mes  de mayo  los distintos modelos coincidían en que había que prepararse ante una   situación grave que se veía venir,  en este sentido COPECO  en el marco de la ley de el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER),  convocó a las instituciones vinculadas a la temática, tanto a nivel público, privado y sociedad civil,  es así como se crea el Comité Técnico Interinstitucional de gestión por riesgo de sequía.
Debido al cruce de información de los diferentes entes especializados, tanto del campo de la  seguridad alimentaria, como del campo de la producción, permitió que COPECO identificara los territorios con mayor severidad, es así como surgieron 66 municipios afectados.

Afectados
Se habla de una población de más de 70 mil personas que han resultado afectadas, COPECO  y la Secretaria de Desarrollo de Inclusión Social, han venido  actuando con el Plan de Acción, que son acciones de corto plazo para atender esta emergencia, con la idea de apoyar en asistencia alimentaria a las familias de ocho municipios de El Paraíso, y preparándose para apoyar a siete municipios de Choluteca.
COPECO, ha identificado cinco departamentos con mayor problema, Choluteca, La Paz, El Paraíso, Valle, la parte sur de  Francisco Morazán y los municipios más afectados de estos departamentosse atenderán con  prioridad.

Municipios más afectados
En el Paraíso: Alauca, Liure, San Antonio de Flores, Soledad, San Lucas, Texiguat, Yauyupe, Vado Ancho y Oropolí.En Choluteca: Apacilagua, Morolíca, Orocuina, San Antonio de Flores, San Isidro, San José y El Corpus.En el Sur de Francisco Morazán: Alubarén, Curarén, La Venta, Reitoca, La Libertad, San Miguelito.En la Paz: Aguantequerique, Mercedes de Oriente, San Antonio del Norte y San Juan.EnValle: Langue y San Francisco de Coray.
Esto no significa que el resto de los municipios no serán atendidos, pero se ha querido priorizar los anteriores por la condición en la que se encuentran.

Ayuda
Se hace una entrega con una bolsa que contiene azúcar, arroz frijoles, harina, pastas y lo más necesario para el hogar, estos productos le sirven a la familia máximo para una semana. La distribución se hace bajo la modalidad de alimentos por trabajo
El plan de acción contempla que apoyaremos a esta familia por al menos unos 60 días, pero una de las limitantes para esta  gestión, es que no contamos con el decreto publicado en la Gaceta, este es un requerimiento de organismos de asistencia humanitaria necesario para poder brindar apoyo al gobierno de la República para incorporase a estas acciones, dijo José Antonio Velásquez.
En total representan 9,000  familias,  estas personas se están apoyando con provisión de alimentos.  A cambio adquieren compromisos  entre las familias beneficiadas y las autoridades municipales, para que se incorporen a las acciones de desarrollo comunitario, trabajo social, limpieza de centros escolares y calles.

Una mano amiga
La Pastoral Social Cáritas es una institución humanitaria que se ha dedicado a velar por la necesidad de quienes más lo necesitan y ha creado proyectos  en beneficio de algunas de estas comunidades que ahora se encuentran en emergencia.
Para Marco Antonio Caballero, representante de Cáritas, la  situación que  están viviendo las familias del corredor seco, es normal en la zona, la pobreza es estructural y endémica, ahora debido a la falta de las lluvias se ha acentuado mucho más, “para estas personas su vida es emergencia y seguirá siendo así si no se crean las condiciones para mejorarla”, manifestó.
En algunas de las zonas afectadas, Cáritas tiene proyectos agrícolas desde hace tres años, mismos que han generado una capacidad de riego por goteo en la zona, “nuestra estrategia es echar andar o hacerlas más eficientes y productivas estas áreas de riego  para generar alimento lo más pronto posible, porque las familias que están inmersas en nuestros proyectos, debido a esto ellas  han producido su alimento y no padecen de este problema, quizá no han generado suficiente excedente, nuestra estrategia es que toda el área de riego esté produciendo para generar alimento, por lo menos en la comunidad donde están” , agregó Caballero.

Seguridad alimentaria
Cáritas quiere generar una rentabilidad social a través de pequeños proyectos productivos que crean un plus social, así como generación de ingresos, aplicando en la zona alrededor de 120 mil euros al año.
En Texiguat, Cáritas atiende 19 comunidades, con 35 manzanas de riego, en Soledad y Nueva  Armenia hay seis comunidades, en Orocuina hay nueve comunidades beneficiadas que se abastecen como familia y ayudan al resto de la comunidad con sus cultivos.
Al inicio este proyecto se comenzó con 346 familias y a la fecha atienden  600 familias en el corredor seco.
Esta institución se enfoca en la capacidad local, con esto apuntamos a que la comunidad tenga un apoyo a través de organizaciones locales que ponen a disponibilidad de las personas recursos financieros para la producción y no sólo para la producción agrícola. El enfoque de seguridad alimentaria se fundamenta en la economía rural.
A través de las organizaciones locales Cáritas facilita recurso, asistencia técnica y capacitación a esas familias para apoyar su actividad productiva, recordemos que en la zona rural no sólo de agricultura se vive.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: